El castillo de Talamantes fue construido en al año 1175 y junto con los castillos de Ferrera y Ferrellón realizaban el control del paso entre Castilla y Aragón en la confluencia de los barrancos de Valdeherrera y Valdetreviño.

En 1210 fue entregado a la Orden del Temple, quienes lo tuvieron en encomienda hasta su desaparición, pasando entonces a la Orden de San Juan del Hospital, quienes lo tuvieron hasta 1780, al igual que ocurrió con el cercano castillo de Añón.

Se trata de un pequeño castillo roquero construido en mampostería y adaptado a la cresta donde se encuentra situado. Ha desaparecido completamente el muro sur por haber fallado el terreno, lo que ha provocado que se desfigure el patio de armas, sin embargo, se conserva en buen estado el muro norte, manteniendo un torreón que sobresale del lienzo de la muralla, el camino de ronda y las almenas. La torre del homenaje se encuentra situada en el ala oeste del castillo y es una torre de planta cuadrada de unos seis metros de lado rebajada en altura y que se encuentra en ruinas

Municipio: Talamantes

Propiedad privada.