Edificio barroco de grandes proporciones que surge anejo al palacio de los condes de Bureta. Presenta una planta de cruz latina, inscrita en un rectángulo que completan las capillas laterales y las sacristías. Los tres tramos de la nave, los brazos del crucero y el presbiterio se cubren con bóveda de medio cañón con lunetos y el espacio central con cúpula gallonada sobre pechinas, que presenta vanos adintelados de iluminación en cada uno de los ocho paños, alojados en lunetos. La pequeña franja de apoyo, a modo de tambor, y las pechinas exhiben una profusa decoración realizada con yeso. Los arcos que refuerzan las bóvedas de lunetos se sustentan, a través de una compleja imposta corrida, en pilastras adosadas entre las cuales se abren arcos de medio punto que comunican con las capillas laterales, unidas entre sí y cubiertas con bóvedas de arista. En el exterior destaca la gran fachada del hastial de los pies, ordenada en tres calles por pronunciadas pilastras verticales. El cuerpo central presenta una portada de medio punto entre pilastras cajeadas con entablamento horizontal, una pequeña hornacina, también de medio punto, y un óculo superior cobijado por una moldura de medio punto. Las calles laterales son muy macizas, con dos pequeños huecos rectangulares. La torre se apoya en el flanco lateral de la fachada correspondiente al lado de la epístola y consta de un cuerpo superior de planta octogonal. El mismo tipo de volumen presenta el cimborrio, que trasdosa la cúpula del crucero, construido en ladrillo como la fachada.

Municipio: Bureta