ETAPAS DEL CAMINO EN LA COMARCA CAMPO DE BORJA

Gallur Mallén. 9.4 kilómetros

Salimos de Gallur desde la Plaza de la Justicia, recorriendo la calle de la Constitución hacia la Plaza de España y, desde allí, por la calle Mayor, seguida de la calle Tudela, salimos de la población por una carretera que, tras un notable remonte, nos deja junto a una de las compuertas del Canal Imperial de Aragón. Cruzamos la compuerta y continuamos, dejando el canal a nuestra izquierda, por una pista clara, a través de tierras de labor, cruzamos el Escorredero del Canal y continuamos de frente, pasamos junto a una finca y el camino discurre cercano al Canal hasta alcanzar la Fábrica de Harinas, junto a ellas un pequeño puente nos permite pasar al otro lado y dirigirnos hacia Mallén. Previamente debemos cruzar las vías del ferrocarril y continuar avanzando, ahora ya en ascenso hasta la población, hasta un punto en el que confluyen varios caminos y se convierten en carretera asfaltada que facilita el acceso a unas naves industriales, por ella llegamos hasta la carretera nacional N-232, la cruzamos y entramos en Mallén.

Mallén Cortes de Navarra. 3.0 kilómetros

Mallén se encuentra a una altura de 293 m. En Mallén se encuentra una de las mayores fábricas de conservas vegetales de Aragón. A ella entramos por el Camino No Ancho y tomamos a la derecha, por la Calle Paradero que nos conduce hasta su iglesia parroquial está dedicada a Nuestra Señora de los Ángeles. Desde la plaza, ahora ya en descenso, tomamos por la calle de Francisco López Sánchez que desemboca en la de Juan Carlos I Rey de España, que nos permite salir de Mallén a través de una rotonda que facilita el paso bajo la nacional N-232 y continuar de frente, tras pasar otra rotonda en la otra parte, por la carretera CP-2a, por ella abandonamos Aragón y entramos en Navarra donde nos recibe inmediatamente el pueblo de Cortes.

Cortes parece ser que perteneció a García Abarca y sus sucesores. En 1352 la población se componía principalmente de moros. El año 1413, el rey Carlos donó la villa de Cortes, su castillo, hombres y mujeres, con sus rentas, a su hijo natural Godrofe, que se tituló “Conde de el Cortes”. En 1462, el señorío pasa a perpetuidad al hijo de Juan II, Alonso de Aragón, siendo vendida posteriormente por su esposa, doña Leonor de Soto, duquesa de Villa hermosa. Su principal monumento es el castillo de los Duques de Miranda, amurallado y con una bella torre del homenaje.

Fuente

larutadelagarnacha.es