La Estanca

Localizada al norte de la localidad de Borja, se encuentra la casa de la Estanca. Se trata de uno de los pocos edificios civiles públicos que se conservan de la arquitectura mudéjar aragonesa. Su construcción fue patrocinada por el Concejo de la Ciudad ya que fue erigida como consecuencia de la creación de la Estanca, que ampliaba el sistema de riegos de Borja y municipios cercanos.

Es una construcción exenta, que configura un volumen prismático de 5,40 metros de lado, cuyo interior se encuentra dividido en tres plantas que corresponden a los tres cuerpos diferenciados en fachada. Esta correspondencia no se da en los monumentos mudéjares del siglo XIV.

En planta baja, alberga una sola estancia y se encuentra la escalera de acceso a las plantas superiores en uno de sus ángulos.

Municipio: BORJA

Dirección: Estanca de Borja, 50540 Borja, Zaragoza

Más información en la Oficina de Turismo de Borja

  • Teléfono: 662 347 611 (fin de semana)
  •  Teléfono: 976852947 / 670230780 (entre semana)
  •  Email: turismo@borja.es

Página web de la oficina de turismo de Borja

La primera planta era la destinada a vivienda y está dividida en tres espacios; cocina y dos dormitorios respectivamente (siguiendo el esquema de las construcciones populares en el siglo XVI).

La planta superior, de poca altura, se distribuye en una sola estancia, estaba destinada a guardar los útiles del estanquero.

El material constructivo del bajo es sillería escuadrada toscamente con un revestimiento de ladrillo a cara vista en el lado izquierdo. Por otro lado, la cubrición de las plantas se soluciona disponiendo en la planta baja y la primera, una cubierta arquitrabada, quedando la segunda cubierta con armadura de madera a cuatro aguas.

Durante el siglo XVIII sufrirá algunas transformaciones, como las realizadas en 1771 para rebajar el tejado y construir las caballerizas adosadas a la fachada posterior.

Los elementos mudéjares los encontramos en las fachadas exteriores, a lo largo de las tres plantas del edificio, repitiéndose el sistema decorativo en las cuatro caras.

Orientada al sur se encuentra la fachada principal, donde se observa ese esquema de tres cuerpos.  En el segundo cuerpo encontramos la disposición de fajas de esquinillas con doble hilada de ladrillos a soga está constituido por un paño con decoración de ladrillo a base de mallas de cruces de doble ángulo formando un entramado regular y geométrico. En el tercer cuerpo hay cinco arcos de medio punto doblados a modo de típica arquería aragonesa. Una banda de ladrillo en esquinilla remata la fachada, formando el tejaroz que se supone debió ser más alto antes de las obras de 1771.

En 1771 se tapa la fachada posterior por las caballerizas, en la fachada oeste, debido a su deterioro se recubre por una capa de argamasa y ladrillo. En la fachada este, se presenta en el segundo cuerpo un vano adintelado, que rompe con la decoración, construido a raíz de los desperfectos temporales.

Debido a la llegada de los elementos clasicistas en el siglo XVI vemos como se produce un retroceso en esta manifestación artística. Esto se debe a la asimilación de nueva ornamentación renaciente, dando lugar a la coexistencia de los dos estilos y al posterior declive del estilo mudéjar.

Fuente: Territorio Mudéjar.

Durante el año 2.012, el Ayuntamiento de Borja, siguiendo las indicaciones de la Comisión Provincial de Patrimonio, llevó a cabo la restauración completa de la Casa: consolidación de los cimientos y restauración de las diferentes fachadas.

En octubre de 2.001 fue declarada por el Gobierno de Aragón Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento. Forma parte del “Aragón Mudéjar”.

Fuente: Turismo de Borja